Publicado el Deja un comentario

8 Trucos para ahorrar tinta al imprimir

 

Comprar una impresora hoy en día es bastante asequible pero no pasa lo mismo con las tintas, en muchas ocasiones el precio de los cartuchos es superior al precio de la propia impresora, los fabricantes donde tienen el verdadero negocio es en la venta de cartuchos.

A continuación te damos algunos consejos para ahorrar tinta al imprimir:

 

1 Configuración correctamente de las opciones de impresión.

Lo primero es configurar correctamente la impresora que suelen venir con ajustes de alta calidad que en la mayoría de las ocasiones no son necesarios, haciendo que los consumos de tinta y tóner sean más elevados.

A menor resolución menor consumo, es recomendable hacer pruebas para encontrar el equilibrio entre calidad e importancia de lo que queremos imprimir, obviamente en una foto no escatimaremos en la calidad de resolución pero en una factura para archivar o en otro tipo de impresiones el acabado no tiene tanta importancia y haremos que la impresora imprima con menos tinta.

Función ahorro de tinta/tóner, muchas impresoras disponen de esta opción que hará un ajuste automático para priorizar el ahorro de tinta.

2 Desconfía de las advertencias de nivel de tinta bajo.

Muchas veces los avisos que nos da nuestra impresora de “sustituya su cartucho” suelen darse mucho antes que se agoten del todo, esto varía bastante dependiendo de la marca y modelo de impresora pero seguramente quede en el cartucho entre un 10% y un 30% de tinta. Aprovecha al máximo el cartucho hasta que no te deje imprimir, e incluso en algunas impresoras laser cuando ya se detiene la impresión por falta de tóner podemos extraer el cartucho que nos da como agotado, lo agitamos de lado a lado varias veces y lo volvemos a introducir, esto hará que baje el tóner acumulado en las paredes del cartucho y podremos seguir imprimiendo hasta que realmente sea necesario sustituirlo.

3 Usa la opción de vista previa antes de imprimir.

Usando esta opción podemos echar un vistazo rápido para comprobar que esta todo correcto antes de imprimir y evitamos malgastar tinta y papel.

4 Combinación de varias páginas por hoja.

En muchas ocasiones no es necesario imprimir solamente una página por hoja como pueden ser apuntes, diapositivas, etc. Todas las impresoras disponen de la opción de combinar varias páginas por hoja, pudiendo poner 2 páginas por hoja, 4 páginas por hoja…etc, eligiendo la opción que nos permita leerlo con comodidad.

5 Evitar que los cabezales se sequen.

Si usamos poco nuestra impresora inkjet es posible que lleguen a secarse los cabezales de impresión lo cual hará que imprima de forma incorrecta. Para solucionar este problema tenemos que recurrir a la limpieza de cabezales desde los paneles de control que generará un gran gasto de tinta. Para evitar que se sequen los cabezales imprime por lo menos una vez a la semana un par de líneas a color, para que la tinta fluya y no se obstruya.

6 Imprime desde Internet solo lo que necesitas.

Te sorprendería saber la cantidad de tinta que se malgasta al imprimir directamente desde internet, las páginas web suelen tener imágenes, gráficos y fondos que malgastan tinta, además si imprimimos directamente la página que estamos visualizando tenemos que tener en cuenta que por debajo suele haber más páginas que a lo mejor no necesitamos. Para imprimir solo el párrafo o texto que queremos pulsa sin soltar el botón izquierdo del ratón y arrastra hacia abajo seleccionando solo lo que quieras imprimir y a continuación pulsa botón derecho imprimir y marca la opción de “solo contenido seleccionado”.

7 Usar software externos para ahorrar tinta.

Existen algunos software de terceros como Ecofont que perfora el texto con pequeños agujeros y huecos interiores que apenas son apreciables y puede llegar a reducir hasta un 50% los consumos de tinta. También tienes la opción de usar tipografías ecológicas como Ryman-Eco o Sparanq Eco Sans las cuales ya vienen con esas microperforaciones e incluirlas como fuentes habituales al crear tus documentos.

8 Imprimir en escala de grises ahorra tinta.

Cuando imprimamos textos o imágenes en blanco y negro tienes que seleccionar la opción de imprimir en escala de grises, si no marcas esta opción gastarás innecesariamente tinta de los otros colores.

 

Si aplicamos esta serie de consejos conseguiremos aprovechar al máximo nuestros cartuchos reduciendo considerablemente el gasto y el impacto ambiental.

Deja un comentario